Chile....Chile lindo?

 

Chile....Chile lindo?

Por: Luis Valenzuela

images.jpg

 

“Chile Chile lindo, lindo como un sol…” Conocida frase de una canción folclórica de nuestro país, que reflejaba el cariño y el orgullo que se sentía al hablar de nuestro país y de la cual surge hoy en día la siguiente pregunta ¿Podemos cantar hoy con la misma fuerza y orgullo aquella famosa frase? Es difícil pensar que poco a poco hemos ido transformando este Chile lindo en el lugar que nunca soñamos. Todo gracias al sistema neoliberal y a la globalización, pasajes seguros al desarrollo tan anhelado, según las grande potencias mundiales.

Es aquí donde radica uno de los problemas que tenemos como país, ya que siempre buscamos el desarrollo siguiendo modelos económicos, culturales y sociales que no son aplicables a la realidad que como chilenos vivimos actualmente. Un claro ejemplo de esto es el sistema educacional en que se desarrollan los niños y jóvenes del país, un sistema de jornada escolar completa, copiado de países europeos, con el fin de evitar la delincuencia y la desocupación en los jóvenes, esto no quiere decir que nuestro país carece de estos problemas, pero si es necesario mencionar que esta modificación al sistema escolar ha ido debilitando cada vez más el valor principal de la sociedad, la familia, ya que muchas veces se hace imposible coincidir los horarios para compartir al menos una comida del día, con todos los integrantes de la familia, sin olvidar el apoyo que reciben estas conductas de individualismo por parte de los medios de comunicación, medios que aprobamos y a su ves creemos fielmente en el contenido imparcial de estos.

En general estamos convencidos que vivimos en una democracia, quedándonos de brazos cruzados, sin entender aun que solo somos parte de una democracia representativa que nos da la opción de escoger a nuestros dirigentes y a manifestar nuestro acuerdo o desacuerdo con las ideas planteadas por estos. Lamentablemente, la mayoría de las veces no pasan de ser pensamientos o manifestaciones, sin tener ninguna ingerencia al momento de decidir el futuro del país. Pero ¿Puede ser que esto esté cambiando?  Al mirar cada día las noticias nacionales nos damos cuenta de la gran lucha que están realizando los estudiantes en busca de una mejoría radical en la educación chilena. Pero esto no es algo nuevo para el país, en general, antes del golpe de estado del año ’73 la ciudadanía tenia un alto nivel de participación, se movilizaban, se agrupaban. Todo esto estaba en un constante crecimiento, pero fue cortado de raíz con la dictadura que sufrió nuestro país. Hoy nuevamente está tomando fuerza gracias a los estudiantes que están impulsando al resto de la ciudadanía a expresarse. Específicamente en el tema de la educación las demandas son claras, ya que piden que se termine el lucro con la educación, que se estatice y muchas cosas que por años tuvimos que callar y ser victimas los miles de estudiantes que fuimos formados en ese sistema, que ha sido responsable de los problemas sociales y económicos que actualmente enfrentamos como sociedad. Basta con analizar las diferencias de genero que aun podemos ver en nuestro entorno, en donde una mujer gana mucho menos que un hombre, desempañando la misma labor, además de verse enfrentada a la doble jornada, ya que debe realizar las labores en su lugar de trabajo, y una vez terminadas, debe llegar a su casa y atender las necesidades de su familia. Nuevamente en este tema aparece la globalización como influenciador, ya que se ha promocionado el individualismo y la independencia de la mujer pero implícitamente los poderes, centrados en la figura masculina, continúan con la discriminación camuflada, esto no tiene otra explicación más que la mala forma de reaccionar del sexo opuesto frente a esta situación, los hombres no hemos podido asumir el gran avance hacia la igualdad que ha conseguido el mal llamado “Sexo débil”. Es difícil para el hombre perder el control, inclusive en las relaciones intimas de pareja, ya que con estos cambios globalizados, a los que la mujer se ha acercado han producido incluso el cambio de mentalidad, los objetivos y metas de la mujer se han alejado del típico  estereotipo que promovía a la mujer como madre de familia y dueña de casa. Hoy sus interese se centran en trabajar, ser exitosas en lo que hacen e incluso muchas de ellas no tienen la prioridad de ser madres ni conformar una familia. Si analizamos este tema desde el aspecto económico podemos descubrir que el encarecimiento de la vida, planteado por el modelo neoliberal ha impulsado a las dos partes de la pareja a trabajar, para poder así satisfacer las necesidades que una familia presenta. Una vez más vemos debilitado el valor de la familia chilena.

Por otra parte el estado carece de sistemas de previsión dignos, por lo que impulsa la autoexploración labor, para poder tener una jubilación más importante, un sistema de salud más completo y en general para lograr mejorar los estándares de calidad de vida de su familia. Aun que no podemos desconocer los avances que ha habido en el tema de salud, principalmente con la creación del sistema AUGE,  aun falta mucho por hacer ya que todavía se puede comprobar que la salud publica se relaciona con mala atención y calidad, mientras que la salud privada se relaciona claramente con altos estándares de calidad pero a su vez a altos costos. Tal vez este problema no se vería tan resaltado si la posibilidad de trabajo y los salarios permitieran costear los sistemas de salud de calidad. Lamentablemente esto no es así, ya que por las influencias del sistema neoliberal, el objetivo principal de las empresas y los trabajadores es el mayor nivel de producción al menor costo posible, eso hace que los sueldos son muchas veces mucho menores a lo que deberían ser, obligando a los trabajadores a aceptar condiciones inhumanas de trabajo, con tal de conservar el puesto. Los más afectados son siempre los trabajadores de menores recursos, como lo son los temporeros, ya que en general trabajan sin contrato, en condiciones deplorables y en extensos horarios de jornada laboral. Por otra parte son las personas mas influenciables y fáciles de convencer por las nuevas ideas que trae la globalización, como lo es el consumismo por medio del crédito. Es muy común conocer a personas de escasos recursos que tienen su casa equipada con los últimos avances tecnológicos, con sistema de televisión por cable, Internet y una serie de comodidades innecesarias, pero con las cuales creen conseguir un estatus mayor en la sociedad, sin darse cuenta que lo que los hace semejantes al resto de las personas es el consumismo que poco a poco se ha ido apoderando de la sociedad chilena, obligando a las personas a trabajar más, para conseguir más dinero, para comprar muchas más cosas de las que realmente se necesitan.

Todo esto no podría ser posible sin los medios de comunicación y el sistema que los mantiene vigentes. En este caso me refiero a los avisajes y respaldos a los medios de comunicación. Es necesario conocer, en primer lugar, que  los costos de la publicidad en los medios de comunicación son los que la mantienen en circulación, si lo miramos desde el punto de vista económico, esto puede ser bueno ya que disminuye los costos del consumidor, pero en cuanto al trasfondo que esto tiene y que la mayoría desconoce surge el segundo punto necesario de conocer, que es el que estas empresas influyen en la línea editorial de los medios de comunicación, obligando a presentar las noticias que a ellos les interesan conocer y que los demás conozcan. Esto no es algo que suceda en algunos periódicos o canales de televisión. Aquí viene el tercer punto necesario de conocer. Todos los medios de comunicación del país están en manos de dos o tres empresas que son las dueñas, en este caso son todos los accionistas de una buena situación socioeconómica, por lo que las noticias publicadas muchas veces se pueden alejar de la realidad del común de las personas. Todo esto necesariamente desemboca en una manipulación total de la información que circula en el país traduciéndose en el manejo de nuestras conversaciones, ya que recibimos solo la información que ellos quieren que conozcamos y en eso se basan nuestras opiniones o la visión de la realidad que como país estamos viviendo, por eso es necesario consultar a fuentes independientes de información como lo pueden ser periódicos locales o paginas informativas en línea.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, resulta difícil hablar del grado de identidad del chileno, ya que según lo presentado estamos siendo bombardeados de distintos modelos económicos, distintas influencias culturales, incluso distintas costumbres y tradiciones sociales que se van haciendo predominantes frente las propias. Es así como vemos disminuida la imagen de los pueblos originarios de nuestro país, aunque la mayor parte de la sociedad chilena  apoya la causa mapuche, muchos no conocen que el daño que ellos esperan revertir, fue provocado por nosotros mismos en el pasado. Frente a esta situación todos los chilenos estamos en deuda con los pueblos originarios, pero lamentablemente los gobiernos que hemos tenido como país no quieren asumir la responsabilidad y concederles lo que tanto anhelan, como lo es el lograr el multiculturalismo en el país, esto quiere decir que se les reconozca como una cultura y pueblo independiente dentro de nuestro país, esto aseguraría la posibilidad de realizar sus manifestaciones culturales de forma libre y ayudaría a  preservar en el tiempo la cultura indígena de la cual somos descendientes. Esto nos presenta claramente un nivel de exclusión para con los indígenas, disminuyendo muchas de las posibilidades que tienen, ya que son reconocidos como chilenos, pero no como indígenas frente a nuestras leyes, aunque hace algunos años se aprobó la ley indígena, aun hay  mucho camino que recorrer con respecto a este tema, ya que hoy en día las posibilidades de ser exitoso de un indígena son el 60% o 70% menos que las de una persona no indígena. En este sentido la sociedad chilena se presenta en una muy buena posición con relación a sus vecinos de Latinoamérica, ya que se ve a Chile como un país adelantado en tecnología, tratados económicos y en general con altos estándares de calidad de vida.

Desde una visión interna y por lo antes mencionado nuestro país debe ser medido de acuerdo a los sueños y pronósticos propios, para que ayudado por los beneficios de la globalización, logre el tan esperado desarrollo, pero enfocado en las metas que el propio país se traza y no en los estereotipos de ponencias mundiales o países desarrollados, para que de esta forma la globalización se transforme un una vitamina de crecimiento y no en una enfermedad.

Si seguimos dejando que los efectos de la globalización solo influyan de manera negativa, y que nos lleven a perder nuestra identidad y a alejarnos de lo que realmente somos, seremos como un siempre alimento transgénico, que dejaremos que el ADN de chile sea modificado para satisfacer las expectativas de las grandes potencias mundiales.

Está en nuestras manos el trabajar por el país que soñamos con heredar a las generaciones futuras, en donde no existan diferencias sociales y seamos capaces de cantar a todo pulmón y llenos de orgullo “Chile Chile lindo, lindo como un sol, aquí mismito te dejo hecho un copihue mi corazón…”

|

Comentarios

Muy buen ensayo Luis.....

Gabriela Sánchez

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar